¿Qué es el RENUÉVAME?

 

Es una experiencia gozosa y liberadora que vivirá el peregrino al recorrer cada uno de los pasos que se han preparado para su encuentro con Jesucristo, mediante el sacramento de la misericordia, en la JMJ 2019. Todo en “Renuévame” está enmarcado en Ez 36, 26 "Les daré un corazón nuevo y pondré dentro de ustedes un espíritu nuevo" y también en Lc1, 49 “El Señor ha hecho en mi maravillas”.

 

“Renuévame” está ubicado en el Parque Omar, camino a las canchas de tenis. Ahí se ha preparado un sendero que debes aprovechar al máximo.

 
 
 

Catequesis Renuévame

Un corazón nuevo

 
 
 
 

Acércate:

El recibimiento sentido y cálido de los hermanos, gesto que recuerda la alegría de Dios Padre que mira acercarse a su hijo de vuelta a casa. Algunos voluntarios estarán dispuestos para el lenguaje de señas. Se ofrece aquí una descripción de cada paso hasta llegar al punto de salida y compromiso con la creación de Dios.
 
 
 
 
 
 
 

Revisa:

La Gruta de la Virgen Maria, un lugar reservado para hacer el examen de conciencia en compañía de la Madre de Dios y en su presencia, revisar serenamente la vida, en que fallamos y disponernos a la conversión, sin olvidar que el Señor ha hecho maravillas en la vida de cada uno y lo mejor está por venir. Tendremos apoyos de audio y video para ayudarte en este momento.
 
 
 
 
 

Abre:

La entrada a los confesionarios. Los sacerdotes y obispos voluntarios que se hayan inscrito estarán ahí como instrumento de Dios para dispensar misericordia al corazón abierto y bien dispuesto. Se ofrecerán confesiones en los idiomas de la JMJ desde las 9 de la mañana hasta las 4 de la tarde. Algunos voluntarios estarán atentos a servir a personas con necesidades especiales.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Celebra y Promete:

El abrazo de la alegría y el compromiso con la creación de Dios. Aquí se entregaran algunos recuerdos de tu visita y te pedimos que escribas una promesa de algo concreto que harás para cuidar nuestra casa común como fruto de tu paso por “Renuévame”. Algunos voluntarios te orientaran para llegar a la capilla de adoración si deseas visitarla.
 
 
 

La Virgen, acompaña a cada sacerdote que confiesa y a cada penitente que pide humildemente perdón. Su presencia nos permite entrar en el mundo de Dios, que hizo cosas grandes en Ella, que derrama su misericordia de generación en generación (cf. Lc 1,48-50), hasta llegar a nosotros también por medio del sacramento de la Reconciliación.

 
 
 
 
 
 

Renuévame

¡Nos vemos!